• Claudia Palacio

¿12 uvas? o ¿Metas posibles?




Tal y como lo realizo año tras año, esta época es realmente especial porque nos invita a reflexionar sobre lo que hicimos y dejamos de hacer durante estos 12 meses.


No se trata de comerse las 12 uvas el 31 de diciembre y pedir doce deseos, y que al llegar a la cuarta uva ya ni siquiera nos acordamos qué pedimos en la primera; se trata de sentarnos unos días antes y analizar a conciencia cómo vamos a direccionar el año que viene y a partir de ahí escribir metas concretas, que sugiero sean pocas, a lo sumo tres, pues es muy difícil que podamos concentrar nuestra atención en más de 4 metas, y en este orden, mucho menos en 12.


El tener pocas metas nos ayuda a no frustrarnos, al contrario, como la concentración va a estar enfocada en pocas cosas seguramente vamos a lo largo del año a ver resultados y esto ayuda a mantenernos motivados y a no desistir.


Otro aspecto importante es que las metas deben ser alcanzables y deben responder a un Mágnum de Vida (como yo lo llamo), no te plantees imposibles, más bien piensa en lo que puedes alcanzar si trabajas para ello de manera constante y disciplinada y establece metas acorde.


Una vez hayas establecido tus metas, debes generar el plan para alcanzarlas, ojalá puedas realizar una planeación mensual a la cual le realices seguimiento y puedas medir el progreso mes a mes e identificar qué te está dando resultado y qué definitivamente no para poder dar un giro a tiempo y no esperar 12 meses para pensar en lo que no se logró.


Adicional, sugiero escribir las metas en un lugar visible, que las puedas ver y leer todos los días, esto evita perder la dirección y pensar en la estrategia de manera constante para alcanzar lo estipulado.


Por último, mi reflexión personal: Soy fiel creyente de que cada paso en la vida se debe de planear, pues es manera de garantizar que vas en la dirección que tú eliges y no en la dirección que los demás han decidido por ti o que la vida ha querido llevarte, pero esto sólo va a depender de ti, de cómo tú eliges llevar tu vida.