Nos preparamos para todo en la vida menos para la búsqueda laboral

October 11, 2018

Las personas en general nos preparamos para todo en la vida, cuando somos estudiantes nos preparamos para los exámenes, cuando queremos ser papás preparamos nuestro cuerpo y posteriormente preparamos todo para la llegada del nuevo integrante a la familia, cuando nos vamos de viaje preparamos todo el itinerario, desde los tiquetes, los hoteles, los sitios de interés y todos lo que planeamos hacer, cuando queremos comprar una casa organizamos nuestras finanzas, y así en la mayoría de los casos.

 

Nos preparamos además para el mercado laboral durante toda la vida, desde que entramos al jardín, pasamos por el colegio y hasta que salimos de la universidad nos estamos preparando para ser personas productivas y útiles, para ser personas apetecidas en el mundo real y en el mercado laboral.

 

¡Invertimos más de 20 años y muchos millones en nuestra preparación para la vida laboral!

Si ya hemos realizado el grueso de la preparación ¿por qué dejamos de lado el último detalle? ¿De qué hablo? De preparar el documento clave que nos abre puertas, es decir, nuestra Hoja de Vida y posteriormente prepararnos para las entrevistas que son las que  nos llevan a  la firma  del contrato.

 

Tenemos años y años de preparación, de madrugadas y trasnochadas porque lo que buscamos desde nuestros  primeros años es entrar a ese mercado laboral con toda la información necesaria y la mayor cantidad de conocimiento y habilidades que podamos tener para  ser la persona mejor calificada, pero no pensamos nunca que hay un documento que merece toda la atención posible porque es el que después de muchos años va a hacer que lleguemos a donde queremos, el documento que nos va a abrir las puertas.

 

Así que mis queridos lectores y seguidores, los invito a que evaluemos la efectividad de las hojas de vida que estamos enviando, que replanteemos  si vale la pena dejar tantos años de preparación en un documentos mal escrito o sin sentido, o si al contrario, debemos escribirlo con toda la rigurosidad y atención que merece, pues se deben condesar más de 20 años en unas cuantas palabras que no pueden ser escritas al azar, cada palabra debe ser estudiada, cada palabra te debe describir a ti, cada palabra debe acercarte a tus objetivos, así que no le quites la importancia a tu curriculum vitae.

 

De igual manera sucede con las entrevistas, cuando la Hoja de Vida cumple con su función principal que es hacernos visibles en el mercado laboral y llevarnos a entrevistas,  no podemos por ningún motivo llegar sin habernos preparados, debemos realizar antes una introspección personal, entendernos y saber qué queremos mostrar y cómo queremos hablar de nosotros mismos, pero esto sólo se logra si realizamos la debida preparación, no podemos llegar a improvisar y a creer que en el “momento” algo diré.

 

Entonces, ¿quieres seguir dejando al azar más de 20 años de tiempo y dinero? O ¿quieres hacerte visible?, está en tus manos….

 

¿Quieres que escriba de algún tema en especial? Déjamelo saber enviando un correo a claudia@claudiapalacio.com

 

 

¡Hasta la próxima!
Claudia Palacio

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Revisa estos 6 puntos antes de publicar tu Hoja de Vida

November 5, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo