Punto clave en la búsqueda de empleo: el autoconocimiento.


Antes de iniciar una consecución de empleo bien sea porque se esté sin empleo o porque se quiera cambiar de empleo es importante realizar un ejercicio de autoconocimiento, de reconocimiento y como consecuencia de esto, la confianza se mantendrá a largo de la búsqueda de empleo lo que hará que los procesos, las entrevistas y cualquier prueba presentada sea eso, una prueba más y no obstáculo para avanzar.


En lo personal, me gusta comparar la búsqueda de empleo con la venta de un producto o servicio; cuando las empresas incursionan en el mercado con un nuevo producto, ¿qué es lo primero que hacen? Analizan muy bien las características de su producto, estudian a la competencia y encuentran diferenciales para poder venderse con valor, construyen una hoja de características y beneficios, determinan el público objetivo de acuerdo a sus características y lo mejor, después de un gran análisis realizado con toda la rigurosidad realizan el lanzamiento con una estrategia de comunicación clara y contundente, diciendo abiertamente por qué este producto usted debería comprarlo, jamás lo hacen de manera humilde o con miedo y mucho menos dudan de lo que están ofreciendo.


Ahora, buscar empleo significa mercadearse en el mundo laboral, salir y presentarse, darse a conocer y buscar “clientes” para tener procesos de selección, lo que significa que las personas actúan como un “servicio” donde ofrecen sus competencias, habilidades, conocimiento y experiencia; si esto es así, lo primero que se debe hacer es encontrar esos diferenciales para hablar en términos de valor agregado y poder ubicarse un escalón más arriba de los demás competidores, después de esto hay que construir una hoja de vida contando abiertamente esas competencias, posterior a identificar con qué se cuenta se define dónde se es valioso, a qué empresas o cargos esta hoja de vida será valorada y competitiva y después de todo esto se empieza a buscar abiertamente empleo.


Todas las personas cuentan con competidores directos y la única manera de superarlos es entendiendo qué te hace más fuerte que los demás.




¿Cómo encontrar esos diferenciadores? Puede que requiera algunas horas, sin embargo, cuando se hace la tarea con todo el rigor del caso los resultados son sorprendentes. Para esto, hay que plantearse preguntas como: ¿qué puedo hacer de manera fácil que a personas con mi formación y experiencia se les dificulta? ¿mis compañeros que habilidades técnicas siempre resaltan en mí? ¿qué temas o conocimientos técnicos suelen preguntarme? Estas respuestas no salen a flote en cinco minutos, generalmente hay que dedicarles al menos dos horas para que las respuestas sean efectivas y automáticamente la percepción personal cambiará.


Después de analizar y encontrar todo lo anterior, se ha demostrado que las personas mantienen una actitud optimista y su autoconfianza no decae durante en proceso de encontrar empleo, de hecho, cuando se es consciente de las competencias y valor agregado con el que se cuenta, la búsqueda es mucho más fácil y el tiempo puede reducirse a la tercera parte comparado con el promedio nacional.


¿Por qué sucede esto? Porque el optimismo ligado a la autoconfianza trae y atrae lo positivo, que en este caso es un muy buen empleo.


Quieres que escriba sobre algún tema en especial?

Déjamelo saber enviando un correo a claudia@claudiapalacio.com


Un abrazo,

Claudia Palacio

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square