Una decisión que tomar.✨

Una persona muy cercana tuvo que vivir en carne propia lo que es estar ahogada en un vaso de agua.


👉 ¿Cómo así estar ahogada en un vaso de agua? Esta historia comienza 7 años atrás con un cambio que llevó a la persona que hoy les hablaré a tomar una decisión y a tomar un nuevo empleo, con ello sabrán todo lo que trae esto, riesgos, retos y una oportunidad de comenzar de cero para cumplir sus metas de la mano de una empresa que prometía todas las garantías que ella anhelaba.

gif

🗣 En un inicio todo fue como un cuento de hadas, los meses pasaban y las felicitaciones NO dejaban de llegar. Los buenos comentarios fueron algo que la caracterizó durante mucho tiempo, pero esto no duraría para siempre… Con los años comenzaron a surgir algunas molestias, desacuerdos entre pares y discusiones de las cuales como es de esperarse SIEMPRE pueden ocurrir; ustedes se preguntarán ¿Cuándo viene lo malo? Lo malo viene cuando los comentarios, las miradas y los chismes de pasillo comienzan a convertirse parte del día a día de la mujer que les hablo, cuando una situación lleva a otra y cuando las personas de cargos más altos se aprovechan de esto y al contrario de proponer alternativas de solución, lo que hacen es poner en contra a todo tu equipo.


El acoso laboral se puede vivir de diferentes formas, algunas más complejas que otras, pero siempre lo sano será plantearte límites para que nadie los sobrepase.


Los días pasaban y al contrario de que todo fuera mejorando, cada vez lo que hacían sus jefes eran llevarla al límite para que ella tomará la decisión que tanto le costaba… algo que siempre pasaba por su mente eran sus hijas, se repetía así misma que por su edad era muy difícil encontrar empleo y que la única alternativa que tenía en ese momento era esperar a que terminaran sus estudios para poder renunciar, sin embargo, SIEMPRE encontraba alguna razón para aferrarse a ese empleo y negarse al tan temido mercado laboral.


gif

Conforme pasaba el tiempo las decepciones y las ataduras que le imponía la empresa eran cada vez más grandes, me comentaba que se encerraba en el baño de su casa a llorar por largos minutos hasta que llegaba alguien a consolarla y a decirle “Tienes que renunciar, acá todos te apoyamos”; pero como sabrán NADIE puede tomar las decisiones por uno, muchas veces tienes que vivir todo esto para darte cuenta que si lo hubieses hecho desde antes, ese peso tan grande que llevabas no hubiese terminado por inundar todo tu pecho.


Los meses, los años pasaban y en su mente lo único que llegaba era el vago recuerdo que tenía de tiempo atrás querer compartir tiempo de valor con su familia, pero su empresa siempre se lo impedía… NO sé que fue realmente el detonante, pero lo que recuerdo es que me envió una carta pidiéndome que la leyera y la aconsejará sobre si estaba haciendo lo correcto. Era una carta de renuncia motivada en donde escribía todo lo que había enfrentado durante el tiempo que trabajo.


Lo único que hice fue darle un fuerte abrazo y decirle: Te felicito 👥


¿Tú qué esperas para dar ese paso? Empieza a creer en ti, en tus capacidades, en que allá afuera eres una persona que van a valorar; acá para ayudarte, sacarte esos miedos y hacerte ver que SÍ es posible encontrar el equilibro entre un buen trabajo y tu familia.


Contáctanos

📱 +57 316 473 4961

www.claudiapalacio.com


Entradas destacadas