QUE NO TE PASE A TI! VÉNDETE

En todo momento sin importar si estamos en el trabajo, en la casa, en una reunión familiar, con amigos o en un evento social nos estamos vendiendo, siempre las personas que están a nuestro alrededor sin importar el tiempo que permanezcamos con ellas se están formando una percepción de nosotros o están afianzando la que ya tienen.


Lo más triste es que por lo general nosotros actuamos en piloto automático y muy pocas veces somos conscientes de que a cada segundo estamos generando una venta personal, así que actuamos sin saber que nuestra imagen se está construyendo o se está poniendo en entredicho.



La venta personal es una actividad que estamos ejecutando 24 horas al día, por ejemplo, cuando llegamos tarde a una reunión nuestra imagen personal está teniendo una mala pasada, y si esto se vuelve repetitivo, las personas al poco tiempo empiezan a decir: “Juan siempre llega tarde a las reuniones” y esto causa que tu reputación esté en riesgo, pues estás dejando claro que tu manejo del tiempo es pésimo y que si es así para llegar a una reunión acordada o agendada, seguramente será así para manejar un proyecto, a lo que las personas empezarán a decir: “seguramente siempre tendrá desfasados los tiempos de ejecución y entrega, mejor dejemos el proyecto en manos de otra persona”. ¿Ves cómo aspectos tan sencillos pueden poner en riesgo la reputación de una persona? ¡Que no te pase a ti!


¿Y tú, te has tomado un tiempo para reflexionar qué quieres que piensen las personas de ti cuando pronuncian tu nombre? ¿Cómo quieres que te recuerden? si es así, en algún momento has realizado el ejercicio de preguntarle a las personas qué piensan de ti cuando pronuncian tu nombre? ¿Aspectos positivos y negativos? Si ya hiciste el ejercicio, perfecto, estás trabajando seguramente en tu Marca Personal, si no lo has realizado te invito a que lo hagas, contrastes el con qué quieres que te reconozcan y realices la comparación con la realidad, así de esta manera podrás trazar un plan de acción para construir tu Marca Personal en todos los campos de la vida.

En una oportunidad, estuve en una multinacional de consumo masivo y después de realizar el ejercicio, uno de los asistentes no pudo aguantar su tristeza y empezó a llorar con profundo dolor, al preguntarle qué le sucedía, dijo que sus compañeros lo único que recordaban del él eran sus chistes, la persona que los hacia reír, la que siempre tenía el comentario perfecto para la ocasión pero que nadie lo recordaba por su excelente gestión financiera dentro de la empresa, nadie habló de los ahorros generados, las negociaciones exitosas, los excedentes financieros con los cuales se había podido mejorar sustancialmente la asignación salarial de los empleados y muchos cambios más que habían sido posibles gracias a su gestión e inteligencia financiera dentro de las empresa.


Claramente, esto fue un baldado de agua fría para esta persona, pero como me gusta ver todo en positivo, le explique que agradeciera la oportunidad y que estaba a tiempo de construir su plan de acción, su plan de construcción de Marca Personal. A veces, estos momentos son claves para entender que está bien que te recuerden por ser empático y carismático, pero para tu crecimiento profesional es muy importante que te recuerden por tu capacidades y competencias laborales.


De todas maneras, la Marca Personal es un mix de competencias fuertes (Hacer) y blandas (Ser) y ambas las debemos de trabajar para tener más oportunidades y para tener posicionamiento de nuestra Marca en todos los campos de nuestra vida: laboral, personal, de pareja, de familia y amigos.

¿Qué esperas? ¡Evalúa tu Marca, gestiona un plan de acción y trabaja en ella las 24 horas al día!


Con amor,

Claudia Palacio

Entradas destacadas