MI MENSAJE DE NAVIDAD

Para escribir este artículo estuve pensando por más de cuatro días lo que realmente quería comunicar, decir, compartir. Quería que fuera algo realmente especial, algo que de alguna u otra manera calara y que no fuera algo superfluo, que cada ser que leyera estas palabras se llevara una reflexión y no fuera un Blog más.


Así que aquí voy…


En época de navidad, la mayoría de las personas, o por lo menos los occidentales, estamos pensando en qué regalar y empezamos por nuestros padres, hermanos, pareja, hijos, tíos, sobrinos, abuelos, después amigos cercanos y lejanos y claro, no podemos dejar de darle algo a nuestro jefe y a nuestros compañeros de trabajo, proveedores y demás y la lista puede ser más grande si lo queremos. Para algunos es una tarea fascinante, para otros es desgastante, pero: ¿Cómo no le voy a dar un detalle a Germancito si hace 5 años fue al entierro de mi abuelita?


No quiero que nadie mal interprete lo que voy a decir, pero lo único que siento en muchas personas es que piensan en los demás y ellos mismos quedan para después.


Así que quiero hoy recordarles que ustedes son las personas más importantes ¿Estás priorizando a los demás menos a ti? Siempre, pero siempre debes tú ser la primera persona en hacer algo por ti, porque solo de esta manera podrás más adelante poder hacer algo por los demás.


¿Quieres ayudar? Primero ayúdate tú. ¿Quieres dar los mejores regalos?, primero date a ti el mejor regalo. ¿Quieres calmar el hambre de muchas personas en el mundo?, primero calma la tuya. En un libro leí lo siguiente: un estudiante próximo a graduarse de pregrado de la Universidad de Oxford le comentó a uno de sus profesores que una vez se graduara quería irse a África a ayudar a calmar el hambre del continente, a lo que la profesora le dijo: ahora no tienes nada, solo un título, ve y explótalo, hazte millonario y cuando lo seas podrás ir a África a calmar el hambre de todo un país, ahora lo único que harás será comerte la poca comida que tienen y tomarte algunos litros de agua que para ellos son oro, ve y trabaja pensando en tu propósito y cuando llegue el momento verás que podrás ayudar miles de personas y no a dos como lo harías si lo haces ahora.


Realmente lo único que quiero transmitir es que debes PRIORIZARTE, lo que tú no hagas por ti, nadie más lo hará. Recuerda que tú eres la persona más importante y como tal debes tratarte. Jamás pongas en duda tu merecimiento, jamás priorices a nadie, jamás pienses primero en los demás y después en ti, jamás pienses en el qué dirán; tú, concéntrate en tus proyectos y tus metas que cuando estés en una posición favorable y conveniente podrás darles la mano a muchas personas, si hoy no has alcanzado ese punto ¿Cuál es el afán de agradar a los demás?



Quiero que trabajes por ti, que seas tú la persona que se da regalos de ti para ti, quiero que seas tú la persona que se agrade todos los días, quiero que siempre pienses en ti, en tu bienestar, en lo que te favorece, en lo que quieres conseguir y que seas tú el que se impulse todos los días a alcanzar metas, el que sienta orgullo propio día a día.


Que si vas a dar un libro es porque tú al menos te compraste 10, que si vas a obsequiar un curso es porque tú ya lo hiciste o porque ya adquiriste 5 para ti, que si vas a dar un equipamiento para que alguien haga ejercicio es porque tu ya tienes todo lo que necesitas para ejercitarte, y así.


Por favor, no quiero que lo tomes a mal, claro que navidad es una época para compartir, para estar en familia, pero no quiero que compartas lo que no tienes, primero ver por ti, ayúdate tú, invierte en ti, en tu crecimiento, en tu desarrollo, en lo que te ayudará a crecer y ser mejor persona porque cuando tú estés en la cima podrás comprar y compartir muchas más cosas y seguro podrás ayudar a que otros crezcan así como tú lo hiciste.


Con amor y con el corazón,

Claudia Palacio

Entradas destacadas
Entradas recientes