Nos preparamos para todo en la vida menos para vendernos en el mercado laboral.

Desde que nuestros padres o tutores nos inscriben en el colegio nos están preparando para la vida laboral, pasamos al menos 21 años estudiando para salir con “éxito” a comernos el mundo y cuando llega nuestra hora nos damos cuenta que esos 21 años de preparación (colegio + universidad) solo nos sirvieron para llenarnos de conocimiento pero no para vendernos porque nunca nadie nos enseñó a hablar de nosotros como una marca, así que sin saber que se llama venta personal empezamos a repartir CV´s, con suerte a tener entrevistas y a ver qué empresa nos da la oportunidad.


Realmente pienso que el sistema educativo tiene hay un vacío gigante en la educación básica secundaria y posteriormente la formación universitaria, pues no hay una materia que se llame: venta personal, que además debería estar presente cada uno de los 10 semestres de la Universidad, pues es la habilidad más importante que cada persona debe tener, bien sea que se quiera ubicar como empleado o que quiera ser independiente, en ambos casos debe contar con un discurso vendedor para tener oportunidades reales de ser contratado.


La venta personal es todo un arte, se debe primero trabajar en el autoconocimiento, en encontrar los diferenciales propios, en saber en qué se es sobresaliente para posteriormente organizar una venta personal asertiva y efectiva, es decir, comunicar sin temor alguno lo que somos y en lo que podemos ayudar, es poder decirle al mundo que somos unos generadores de soluciones.


La venta personal no es solo para cuando queremos buscar un empleo o, para organizar muy bien nuestro CV, o para saber las palabras exactas para impactar en entrevista, la venta se hace todo el tiempo, más aun ahora que contamos con redes como LinkedIn donde estamos expuestos 24 horas, donde cualquier persona en cualquier lugar del mundo puede revisar nuestro recorrido laboral e interesarse o desinteresarse en nosotros; hoy más que nunca tener un excelente discurso de venta personal se hace completamente indispensable para acceder a mejores posiciones, para conseguir aumento de salario, para hacer que el mercado nos recompense mejor por nuestro conocimiento, para permanecer en el radar de las personas y empresas, es decir, para marcar una diferencia.


Cuando una persona logra organizar un discurso de venta de impacto logra que las puertas se le abran mucho más fácil, nota que los demás se interesen más, crece más rápidamente en su profesión y los pasos que da son más rápidos.


Así que la invitación es a que pienses en tus diferenciales reales, que encuentres qué te hace único, qué competencias has desarrollado, porqué debes ser la persona seleccionada, pero claro, deja de lado los clichés o las respuestas genéricas, necesito que escarbes y llegues hasta lo más profundo y que además cuando encuentres eso que te hace diferente no te de pena comunicarlo de una manera clara y asertiva a través de tu perfil de LinkedIn, tu CV y de tus entrevistas, esto hará que seas tú la persona elegida.


Con amor,

Claudia

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square