TENER EMPLEO NO SIGNIFICA SER EMPLEABLE. 8 CONDUCTAS QUE TE DESACREDITAN EN TU TRABAJO.

October 28, 2019

En varias oportunidades he comentado que tener empleo no significa ser empleables, ser empleables va mucho más allá de simplemente firmar un contrato y ejercer una cantidad de funciones; ser empleable tiene que ver en cómo cada persona trabaja día a día por generar resultados, con capacitarse para mantenerse vigente, con estar muy al tanto de su competencia directa para no quedarse atrás, con crear una marca personal acreditada y con hacer que cada día cuente en su proyección profesional.

 
Sin embargo, hay unos comportamientos y actitudes que pueden destrozar tu empleabilidad en segundos o a través del tiempo; muchas veces sin darnos cuenta, así que por favor lee atentamente e identifica si estás o has cometido alguna de las siguientes faltas:


1. Haces caso omiso a tus responsabilidades a través de excusas que no tienen ningún fundamento como: “no estoy en el lugar que quiero”, “la empresa no me da las herramientas necesarias para lograr los objetivos”, “acá todos trabajan descoordinadamente y así nadie puede dar buenos resultados”, etc. Jamás culpes a los demás y mucho menos a la empresa por tu falta de resultados, asume tu responsabilidad y mejor pregúntate: “¿qué puedo yo hacer para obtener el resultado esperado?”.


2. Cuando algún compañero tiene una gran idea jamás te preocupas por darle el crédito, felicitarlo o decirle que gracias a esa grandiosa idea se van a poder tener los resultados esperados, que se trabajará en implementarla. Recuerda que todas las personas necesitan el reconocimiento, el dar crédito a quien se lo merece hace parte de los buenos líderes y compañeros, no importa el nivel jerárquico que tengas en este momento, siempre es bueno empezar a practicar los comportamientos de los mejores lideres del mundo para así llegar a ser uno de ellos.


3. No manejas tus emociones entonces, tienes picos extremos como felicidad desbordada o rabia excesiva lo que hace que las personas te perciban con comportamientos incongruentes y te vayan alejando de las decisiones diarias porque no saben con qué se van a encontrar cuando acuden a ti. Todas las personas tenemos momentos de estrés, alegría, preocupación, tristeza, ansiedad y demás; sin embrago, el gran reto es hacer que ellas no perjudiquen nuestra vida laboral y mucho menos nuestras relaciones laborales. No estoy diciendo de que hay que tratar de ser un “poker face”, no! pero sí hay que medir la forma en la que se demuestran las emociones, es decir, que todos debemos aprender a controlarlas para no vernos como una montaña rusa sin fin.


4. Crees saberlo todo. Esta es una de las actitudes más irresponsables en cuanto a empleabilidad se refiere, pues ni lo grandes líderes de las empresas más prestigiosas del mundo saben todos los temas; en la humildad está la grandeza y toda persona que quiera crecer en el mundo laboral debe conocer y practicar este principio. Hoy se habla mucho de trabajo en equipo y lo que verdaderamente significa trabajar en equipo es entender cuáles son mis debilidades y cuáles son las fortalezas de mis compañeros para generar y establecer complementos y sinergias extraordinarias que hagan que tengamos resultados extraordinarios.


5. Falta de disciplina en el día a día, es decir que no cumples con las reuniones, con los horarios, con los compromisos adquiridos. Recuerda que la marca y el reconocimiento laboral se construyen día a día, con cada segundo y con cada actuación en la oficina y fuera de ella, además, la credibilidad se forja con los detalles.

 

6. Descuidas tu aspecto personal, no te importa si estás bien o mal presentado en eltrabajo, debes saber que a las personas les gusta rodearse de personas que luzcan bien, que se vea que trabajan en su aspecto personal, que se cuidan por fuera porque seguramente se cuidan por dentro. Nadie quiere establecer relaciones de confianza con una persona que luzca descuidada por el simple hecho de que no transmite confianza, no importa cual se tu estilo, simplemente has que ese estilo se vea siempre perfecto.

 

7. Tus conversaciones giran entorno a agredir a los demás o a hablar mal de tus compañeros, pero por si no lo sabías en las oficinas todas las palabras tienen oídos y además cada persona está siempre evaluando el comportamiento de sus compañeros, así que, si no tienes nada bueno que decir, mejor quédate callado.Cuando una persona lanza un mal comentario de otra está implícitamente diciéndole a su interlocutor que también hará lo mismo con él/ella.

 

8. Tienes una flexibilidad grado cero, es decir, que jamás cedes cuando alguien tiene la razón y siempre estás luchando hasta el final por hacer que se haga única y exclusivamente lo que tu dices. Las buenas ideas generalmente son el complemento de muchas otras, el escuchar y estar siempre abierto a las opiniones de los demás y a rescatar todo lo que sea valioso hará que el equipo siempre tenga muy buenos resultados, así que deja el egoísmo y el ego de lado para darle paso a la excelente gestión.

 

Hay muchas más actitudes, no obstante, bajo mi criterio estas son las más importantes atener en cuenta, si te sentiste identificado con una o más es hora de analizarte y replantear algunas conductas para que tu empleabilidad no se vea afectada

 

¿Quieres que escriba sobre algún tema en especial?

Déjamelo saber enviando un correo aclaudia@claudiapalacio.com

 

Saludos,Claudia Palacio

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Revisa estos 6 puntos antes de publicar tu Hoja de Vida

November 5, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo